Goku, quien se encontraba recuperándose de sus heridas en la cámara de curación cedida por Vegeta, culmina su proceso. Ahora se dirige al campo de batalla para enfrentarse con Freezer en lo que podría ser su duelo final.

La muerte de Vegeta

Vegeta observa como Dende cura las heridas de Piccolo y lo trae de vuelta con aún más fuerza, entonces quiere hacer lo mismo. Así que le pide a Krilin que lo ataque hasta dejarlo moribundo para que Dende curé sus heridas y regresar más fuerte en su revancha contra Freezer. Krilin rehúsa al igual que Dende, sin embargo, Vegeta comienza a burlarse de su poca fuerza, haciendo enfurecer a Krilin que atravesó su pecho con un ataque.

Logrando lo que quería, Vegeta pide a Dende que cure sus heridas y al terminar, se dirige a pelear nuevamente contra Freezer. Este lo recibe esquivando sus ataques fácilmente, para después golpearlo, ahorcarlo con su cola y lanzarlo directamente hacia un grupo de rocas que le produce heridas muy graves. Goku aparece en este momento y en su presencia, Freezer ataca a Vegeta con su Rayo Mortal quitándole la vida.

Goku jura venganza por la muerte de Vegeta y todos los Saiyan e inicia el nuevo combate contra Freezer.

Recurso desesperado: La Genkidama

El combate entre Goku y Freezer resulta muy parejo, sin embargo, Goku se encuentra al máximo mientras que Freezer le confiesa que solo está usando la mitad de sus poderes. Tras un intercambio de golpes, Goku ataca con su poderoso Golpe de Kaito elevado 20 veces, pero no es suficiente.

Es entonces cuando decide usar la poderosa Genkidama, una técnica que consiste en reunir la energía de todos los seres vivientes del planeta. Goku prepara el ataque y genera una enorme bola de energía con la que ataca a Freezer que parece no poder contener el ataque, sin embargo, al cabo de unos segundos se levanta nuevamente.

Tras el ataque de la Genkidama, Freezer se levanta, deja malherido a Piccolo y asesina a Krilin, haciendo estallar la furia de Goku.

El despertar del Súper Saiyan

Presenciar la muerte de Krilin a manos de Freezer hace estallar la ira de Goku, trayendo como consecuencia su transformación a Súper Saiyan. Su cabello se transforma en amarillo, sus ojos verdes y sus poderes aumentan de una manera increíble. Freezer se siente atrapado y decide atacar el núcleo del planeta para hacerlo explotar al cabo de cinco minutos. Además, se encuentra usando el 100% de su fuerza y no logra superar a Goku que demuestra mucha tranquilidad, esquivando sus ataques.

La derrota de Freezer

El núcleo del planeta Namek está a punto de explotar y Goku domina con facilidad a un Freezer que se encuentra desesperado. Su siguiente ataque es un Kienzan teledirigido que Goku logra esquivar fácilmente. De pronto Freezer lanza un segundo Kienzan pero Goku es mucho más astuto y consigue engañarlo, haciendo que su propia técnica lo corte a la mitad.

Freezer queda moribundo y apela a la compasión de Goku para intentar salvar su vida y escapar del planeta Namek. Goku como era de esperar, accede y le ofrece un poco de su energía pero Freezer tenía otros planes. Tomó la energía cedida y se la devolvió a Goku en forma de ataque, aunque pudo esquivarla con facilidad no le quedó más opción que acabar con la vida de Freezer de inmediato.

El planeta Namek está cerca de estallar, Goku inicia la huida, aunque se desconoce si pudo lograrlo o no.